/
/
/
¿Por qué causas un joven puede ser llevado a un tribunal de menores?

¿Por qué causas un joven puede ser llevado a un tribunal de menores?

De acuerdo con el Poder Judicial de California, hay varias razones por las que un joven puede ser llevado a un tribunal de menores (juvenile court), las cuales generalmente están relacionadas con su participación en comportamientos delictivos (criminal behavior) o delitos de estatus (status offenses). 
 
Aunque pueden variar según la jurisdicción, las siguientes son algunas de las razones comunes por las que un joven puede ser llevado a un tribunal de menores:
 
Delitos de estatus (Estatus Crimes): Los delitos de estatus son comportamientos que se consideran delitos solo debido a la edad del joven, como no asistir a la escuela (truancy from school), escapar de casa o consumir alcohol siendo menor de edad. Estos delitos no se consideran crímenes cuando los cometen adultos.
 
Actos delictivos: Los jóvenes pueden ser llevados a un tribunal de menores por cometer actos delictivos, que son delitos que, si fueran cometidos por un adulto, se considerarían crímenes. Ejemplos de actos delictivos incluyen robo (theft), vandalismo, agresión (assault), delitos de drogas y más.
 
Violaciones de libertad condicional (Probation Violations): Si un joven ya está bajo supervisión de libertad condicional y viola los términos de su libertad condicional (por ejemplo, al no asistir a la escuela, dar positivo en una prueba de drogas o cometer un nuevo delito), puede ser llevado de nuevo a la corte para una audiencia de violación de libertad condicional (probation violation hearing).
 
Casos de dependencia y negligencia (Dependency and Neglect Cases): Los jóvenes también pueden ingresar al sistema de tribunales de menores como dependientes cuando existen acusaciones de negligencia o abuso (allegations of neglect or abuse) por parte de sus padres o tutores. En estos casos, el tribunal puede intervenir para garantizar la seguridad y el bienestar del menor.
 
Asuntos de custodia (Custody Matters): El tribunal de menores puede estar involucrado en asuntos de custodia, como casos en los que la situación de vida de un niño está en disputa o cuando existen problemas relacionados con la tutela (guardianship issues).
 
Jóvenes con discapacidades (Youth with Disabilities): Se aplican consideraciones especiales cuando están involucrados jóvenes con discapacidades. El tribunal puede abordar cuestiones relacionadas con servicios educativos, tratamiento y rehabilitación.
 
Problemas de salud mental o conductuales (Mental Health or Behavioral Issues): En algunos casos, los jóvenes con problemas de salud mental o conductuales pueden ser referidos a un tribunal de menores si sus acciones están causando preocupaciones por su propio bienestar o la seguridad de otros. El tribunal puede ordenar evaluaciones y servicios apropiados.
 
Vale la pena señalar que los procedimientos y criterios específicos para llevar a los jóvenes a un tribunal de menores pueden variar según el estado y la jurisdicción. Los objetivos del sistema de justicia juvenil a menudo se centran en la rehabilitación y en brindar oportunidades de desarrollo positivo a los jóvenes, pero el enfoque puede diferir de una jurisdicción a otra. Además, las leyes y procedimientos pueden cambiar con el tiempo, por lo que es importante consultar con un abogado especialista sobre los recursos legales relevantes en su área para obtener la información más actualizada.

Descargo de responsabilidad
AbogadoMall.com no es una firma de abogados y no puede confirmar que toda la información en el sitio sea precisa según su ubicación, ya que existen diferentes leyes en diferentes estados y países. Buscamos proporcionar información lo más precisa posible, pero no ofrecemos ningún consejo, recomendación o consejo legal. Para obtener el asesoramiento legal más preciso, comuníquese con uno de los abogados que figuran en nuestro directorio. 

Como aviso, cualquier mensaje enviado a los abogados no debe contener información sensible o confidencial, ya que enviar mensajes a un abogado no crea una relación abogado-cliente.